Blogia
MELENDO FOTOGRAFIA

Abel Mustieles

Con apenas 18 años, Abel Mustieles fue proclamado el pasado mes mejor deportista aragonés 2009. El piloto representaba a la Federación Aragonesa de Ciclismo ante una treintena de candidatos y, pese a lo minoritario de la especialidad que practica, el bike trial, supo imponer sus méritos conseguidos a lo largo de una colosal temporada que ha incluido el título continental y tres medallas -dos de ellas de oro- en los Campeonatos del Mundo disputados en Australia. Transcurridos unos días desde lo que el joven caspolino califica como "el broche de oro a un año de ensueño", Mustieles repasa sus sensaciones ante un galardón que le sitúa de pleno en la elite del deporte de esta comunidad.

- ¿Convencido ya de que lo que pasó el viernes no fue un sueño, que Abel Mustieles en
el mejor deportista de Aragón 2009?
- La verdad es que sí, que con el paso de los días lo voy asimilando. Fue una sorpresa grande porque para nada me esperaba el premio. Sí que pensaba que podía estar nominado, ya que la temporada había sido muy buena, pero de ahí a llevarme el galardón...
Además la ayuda desde el Gobierno de Aragón sería una minucia para un futbolista, pero para deportistas como yo es clave para poder estar al máximo nivel.

- ¿Qué supone para Abel Mustieles este galardón?
Lo primero, un orgullo muy grande porque allí estaban los mejores deportistas de Aragón. Y segundo, un impulso moral enorme para el futuro y un espaldarazo para el ciclismo aragonés, y en especial, para el trial. Que una disciplina como ésta se imponga a deportes como el fútbol o
el baloncesto es importantísimo. Te da ánimos renovados para tirar hacia adelante.

- Es el remate a un año casi perfecto.
Eso es, es el broche de oro a un 2009 del que no puedo pedir más. He sido campeón de
Europa, tercero absoluto de España, tres medallas en los Mundiales, quinto en el ranking mundial absoluto. Será difícil repetir esto otro año.



- Sobre todo en 2010, año en el que saltas de la categoría júnior a la elite...
Sí, este año ya he competido bastantes veces con los elite, pero ahora ya es salto definitivo. Es una temporada para confirmar mi nivel. Es cierto que he acabado quinto del mundo a nivel absoluto, pero soy consciente de que aún me queda bastante para estar al nivel de los mejores. El salto de ser quinto a primero o segundo es grandísimo. Este año, para el ranking cuentan los campeonatos júnior y por eso he estado tan arriba, pero en 2010 sé que lo normal es que baje un poco. Lo lógico es que tarde 3 ó 4 años en conseguir mi mejor rendimiento. Por eso no me planteo objetivos concretos, sino trabajar al máximo para estar lo más adelante posible.

- ¿Cuáles serán tus citas más importantes de la temporada?
Los Mundiales de Canadá (septiembre), el Europeo de Alemania (julio) y las pruebas de la Copa del Mundo y del Campeonato de España, con cinco carreras puntuables en cada una de ellas. Sé que las exigencias van a ser mayores y por ello he empezado a trabajar con un preparador, Pau Climent -ex entrenador, entre otros, de Héctor Barberá-, a entrenar más metódico, cuidando la alimentación y otros detalles que a estos niveles pueden resultar fundamentales.

Fuente: Federación ciclismo Aragón

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

luis calle -

Excelente reportaje y buenas fotos.
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres