Blogia
MELENDO FOTOGRAFIA

presentación "José Antonio Labordeta: creación, compromiso, memoria"

Este libro, homenaje a  José Antonio Labordeta se presentó ayer en el Teatro Principal de Zaragoza.

Allí acudieron a la cita políticos, cantantes (Victor Manuel, Ana Belén, Rosana, Carmen París, Eduardo Paz, Maria José Hernandez, Ruper Ordorika, Miguel Ríos, Luis Pastor, Paco Ibáñez, Marina Rosell; polícos como:  el alcalde Juan Alberto Belloch, el consejero Javier Velasco, Fernando Vicente (Justicia de Aragón), Bizén Fuster... y un sinfín de amigos y compañeros de viaje del cantante, escritor, político, profesor y viajero José Antonio Labordeta.

El acto fué magistralmente conducido por Olga Viza.

El libro, coordinado por Javier Aguirre (profesor de la Facultad de Filosofía de la Universidad del País Vasco y gran conocedor de su obra literaria) explora las diferentes facetas de Labordeta (la poesía, la canción, el cine y la televisión, la agitación docente-cultural, Andalán, la política...) a cargo de Francisco Acero, Gonzalo Borrás, Vicky Calavia, Joaquín Carbonell, Antón Castro, Jorge Cortés, Javier Delgado, Eloy Fernández Clemente, Emilio Gastón, José Giménez Corbatón, Mar Herrero, Javier Lacruz, Marisancho Menjón, José Luis Melero, Antonio Pérez Lasheras y Fernando Sanmartín, además de diferentes semblanzas, recuerdos y dedicatorias literarias desgranadas por Luis Alegre, Brenda Ascoz, Ignacio Escuín, Fernando Ferreró, Bizén Fuster, Raúl García, Octavio Gómez, Ismael Grasa, José Ángel Hernández, Felipe Juaristi, Marta Martínez, Ignacio Martínez de Pisón, Miguel Mena, Ana Muñoz, Marta Navarro, Julio José Ordovás, Antonio Pérez Morte, Rodolfo Notivol, Eva Puyó, Félix Romeo, Chusé Antón Santamaría, Roberto Serrano, Rosendo Tello, Javier Tomeo, David Trueba, Jusep Raül Uson, Almudena Vidorreta y Manuel Vilas.

El libro contiene también una amplia cronología, un repaso a toda su producción bibliográfica y discográfica oficial, y un amplio muestrario gráfico (fotografías, dibujos, caricaturas, portadas de discos y libros...), en el que destacan colaboraciones gráficas realizadas en exclusiva para este libro por Sergio Abraín, Carlos Azagra, Natalio Bayo, Alberto Calvo, José Luis Cano, Pepe Cerdá  Joserra Elorza, Pere Fort, Ignacio Fortún, Jorge Gay, Mª Josefa Herrera, Agustín Ibarrola, José Luis Lasala, Ignacio Mayayo, Tytti Thusberg y Columna Villarroya. 

Rolde de Estudios Aragoneses ha concebido este libro porque comparte valores, experiencias e inquietudes con José Antonio Labordeta: desde 1977 REA viene desarrollando una importante labor de promoción y divulgación de temas culturales relacionados con nuestra comunidad autónoma (historia, filología, antropología, derecho, economía, creación literaria y artística, etcétera), desde una óptica abierta y plural. Así lo certifica un amplio abanico de actividades (exposiciones, ayudas a la investigación, cursos, jornadas, seminarios...) y un catálogo de publicaciones que supera de largo el centenar. Precisamente Labordeta, que ha colaborado con la asociación en varias de sus iniciativas, es uno de los miembros del Comité de Honor de la misma, constituido a finales de 2007.

A continuación transcribo el texto del profesor Javier Aguirre que abre el libro;

"En la primavera del año 1974 se publicó Cantar i callar, primer LP de José Antonio Labordeta. Fue un tiempo en el que la mayoría de los jóvenes inquietos de aquellos años vivíamos fascinados por movimientos y actitudes que traspasaban nuestras fronteras y que experimentábamos con un sentimiento de exótica lejanía. En contraste con la oscura realidad oficial en la que todavía naufragaba nuestro país, los leves y retardados destellos que nos llegaban del exterior siempre nos parecieron de una belleza y luminosidad inalcanzables.

Fue una época agitada, esperanzada, ingenua y creativa en la que se fundían sin más criterio que el de la rebeldía inocente y acrítica los relatos de Kerouac con el maoísmo, el festival de Canet con el Viejo Topo, el sonido de la Costa Oeste con la revolución cubana, las manifestaciones en formación de los black panthers con los desvaríos de la antipsiquiatría, y los discursos de Allende con el Canterbury Sound. Y todo lo abordamos con la pasión del que necesita creer sin fisuras, como solo saben y deben creer los jóvenes, con la pasión del que asume sin reservas que solo vale el todo o nada.

En la primavera del año 1974 se publicó Cantar i callar. Y con él, muchos de nosotros descubrimos que existía Aragón, nuestra tierra, una tierra dura y hermosa que, fascinados por lo foráneo, se nos mostraba casi tan ajena como el desierto del Kalahari. En el proceso de recuperación de nuestra conciencia de comunidad Cantar i callar fue, sin duda, el acontecimiento cultural más importante de toda la transición. Cantar i callar supuso para una buena parte de la juventud aragonesa el descubrimiento de su país, de su cultura, de su dilatado pasado, de sus problemas endémicos; y también supuso una invitación a participar en la construcción de su futuro. Con Cantar i callar muchos jóvenes aragoneses tomamos conciencia de cuestiones tan evidentes como la despoblación, la dureza de la emigración, el problema del agua o la destrucción y olvido de muchos de nuestros símbolos de cohesión social. Descubrimos que había que aragonizar nuestra actividad reivindicativa, y atender a nuestra realidad más cercana sin renunciar por ello a todos aquellos grandes proyectos globales que nos hermanaban con el resto del mundo. Todo eso y mucho más se lo debemos en gran medida a José Antonio Labordeta.

Con el paso de los años, hemos podido comprobar que los cambios habidos en España y en nuestra comunidad desde la instauración del sistema democrático, con todas sus luces y sombras, han sido notables. En el caso de Aragón no ha sido, desde luego, un camino fácil: ahí están para recordarlo las todavía recientes manifestaciones masivas en contra del trasvase del Ebro o la constitución de la plataforma «Teruel Existe» por el reconocimiento de la dignidad de una tierra y sus gentes, expresiones concretas de un malestar más profundo que en ocasiones ha puesto en entredicho el peso de nuestra tierra en la España de las autonomías.

Es innegable, sin embargo, que tras tres décadas de sistema autonómico el aspecto de nuestras ciudades y pueblos ha mejorado considerablemente, que el nivel económico de todo nuestro territorio ha aumentado a niveles impensables hasta hace pocos años, que la participación ciudadana en lo público hace tiempo que se asumió con normalidad, y que el acceso de las nuevas generaciones a la cultura y a la educación no tiene precedentes en la historia. Esos y otros muchos hechos son la constatación de que Aragón se ha integrado en los modos de vida más avanzados que, en grandes términos, nos emparentan con el modo de vida europeo.

En todo ese largo proceso de reconstrucción material y espiritual de nuestra comunidad, la presencia de José Antonio Labordeta ha sido permanente. Desde distintos medios e instituciones, su voz siempre ha sido la voz de Aragón. Como cantautor y poeta, José Antonio Labordeta ha sabido plasmar en sus versos la realidad de una tierra olvidada. Como personaje mediático, ha sabido trasladar a todos los foros las reivindicaciones de una comunidad que no siempre tuvo la oportunidad de dejarse oír. Como político, ha sabido plantear propuestas concretas que han reportado a nuestra comunidad notables mejoras. Como artista, como político y como personaje mediático, la contribución de José Antonio Labordeta al proceso de reconstrucción del Aragón del siglo XXI ha sido impagable.

Por todo ello, Rolde de Estudios Aragoneses (REA ) ha querido dedicarle una obra colectiva. No se trata de un homenaje. Se trata simplemente del agradecimiento expresado desde el REA por todo el trabajo realizado durante tantos años. Y se trata también de una necesaria aproximación al estudio de los numerosos aspectos que conforman su vida y su obra. Para ello hemos contado con un gran número de amigos, procedentes de muy diversos ámbitos, que desde el primer momento aceptaron con ilusión el reto que suponía un proyecto de esta magnitud. En el trabajo han participado artistas plásticos, dibujantes, poetas, escritores, profesores y profesionales que han querido mostrar su afecto y dar a conocer, desde el profundo conocimiento, diversos aspectos de una obra que ya pertenece a todos los aragoneses. Desde Rolde de Estudios Aragoneses queremos agradecer el esfuerzo e interés mostrado por todos ellos, y mostrar asimismo el deseo de que este libro suponga un punto de partida para futuros trabajos sobre un hombre y un aragonés excepcional."

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Nerea -

Unas fotos preciosas, ¡como siempre!
Un saludo!

Mayusta -

¡Bravo Melendo!

Antonio Pérez Morte -

Preciosas las fotos Josean.
Qué rabia y qué despiste: Para una vez que me apunto y te tengo cerca, nos perdemos el abrazo o estrujón.

¡Uno fuerte, aunque sea virtual, querido amigo!

javier aguirre -

Como siempre, un trabajo espectacular. Gracias por todo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres